Marquesa de naranja y chocolate

PARA 6-8 PERSONAS
200 g de azúcar refinado
60 ml / 4 cucharadas de zumo de naranja
350 g de chocolate negro sin leche, cortado a trozos pequeños
225 g de mantequilla sin sal, a daditos
5 huevos
la corteza de una naranja rallada fina
45 ml / 3 cucharadas de harina de trigo
azúcar lustre y tiritas muy finas de corteza de naranja, para decorar

1 Precalentar el horno a 180°C / Gas 4. Untar de mantequilla una tartera redonda de 23 cm de diámetro y 6 cm de grosor. Forrar la base de la misma con papel antiadherente.

2 Poner 115 g del azúcar fino en un cazo. Añadir el zumo de naranja y remover a fuego bastante lento hasta que el azúcar se haya disuelto completamente.
chocolate
3 Retirar del fuego y mezclar con el chocolate hasta fundirlo y añadir la mantequilla hasta que se haya fundido e integrado en la crema.

4 Batir los huevos con el azúcar restante hasta obtener una masa espesa clara. Añadir la corteza de naranja. Luego, con una cuchara de metal, mezclar la crema de chocolate con la crema de huevos hasta obtener una masa de consistencia uniforme. Tamizar la harina por encima de esta masa y mezclar bien.

5 Poner la masa así preparada en la tartera. Poner ésta dentro de un asador y meter en el horno, llenando de agua caliente el asador hasta la mitad de los bordes de la tartera.

6 Cocer en el horno durante 1 hora o hasta que el pastel esté firme al tacto. Retirar la tartera de su baño de agua y dejarla enfriar en la rejilla durante unos 15-20 minutos. Para desmoldar la marquesa, poner la tartera cabeza abajo sobre una fuente de horno, poner una fuente de servir cabeza abajo encima, y luego dar la vuelta a ambas cosas al mismo tiempo de modo que la marquesa quede en la fuente de servir.

7 Espolvorear con azúcar lustre, decorar con unas tiras finísimas de corteza de naranja y servir caliente. Este pastel es deliciosamente rico y esponjoso y en realidad no necesita acompañamiento, pero se puede servir con un poco de crema de leche, si se quiere.
chocolate

 

Opina

*